Redes… ¿Anti-Sociales?

 

 

social-networking-sites

La presencia de las redes sociales y su papel en la comunicación interpersonal son una parte importante de la rutina diaria de millones de personas en el mundo.

Tanto así, que le puedo asegurar, estimado y educado lector, que aparte de la ventana en donde lee esto, tiene abierto por lo menos uno de sus perfiles y está ponderando la posibilidad de compartir un enlace a este texto. Y no, no son artes propias de alquimistas y prestidigitadores lo que me da esta seguridad, ni un oscuro pacto con fuerzas oscuras y paranormales…si no la propia fuerza de la costumbre.

Costumbre es una palabra clave en este texto. El uso y abuso de las redes sociales (la que sea de su preferencia) se ha convertido en parte de la rutina diaria, junto con el café de la mañana, actualizamos nuestro estado, mandamos un Tweet al respecto, compartimos una foto de dicho café con alguna frase ingeniosa que celebra las bondades de la cafeína o hacemos “check in” en donde sea que lo estamos tomando.

Con miedo a sonar algo paranoico y fanático de las conspiraciones, puedo decir que nos hemos convertido en nuestro propio Gran Hermano…o en un montón de Hermanitos menores. Elegimos que el mundo entero sepa cada cosa que hacemos, con quien y en donde, a la vez, somos los guardianes, jueces y monitores de todas esas personas que seguimos o que nos siguen y consideramos nuestros “amigos”, pero en algunos casos ni siquiera los conocemos. Y nos encanta.

big-brother-is-watching-you-orwell-1984-postcard-1_370490565195

No crea, afable devorador de estas palabras, que quien escribe es un amargado que detesta estas redes y desea que todo mundo esté en su casa leyendo poemas de Pita Amor y que se comunique frente a frente como Dios manda, (o por telégrafo, en distancias grandes). ¡Claro que no, demonios! Soy tan parte de este fenómeno como cualquiera, pero me mesuro al usarlas…solo las uso cuando estoy despierto.

A todos nos gusta mantenernos en contacto con nuestros amigos, compartir con ellos las cosas que nos gustan y nos hacen felices, los lugares en donde estuvimos, las cosas ricas que comemos, las películas, libros, series y música que disfrutamos y todo esto está muy bien, es divertido. Pero a veces el uso de redes sociales como entretenimiento, pude tomar desviaciones a lugares oscuros y absurdos.

Desde gente obsesionada que llega a extremos preocupantes de descuido y abandono de sus familias, amigos y de ellos mismos, el uso de las capacidades de compartición para acosar, humillar, agraviar e intimidar a otras personas con consecuencias funestas, la proliferación de patéticos “activistas” de fin de semana que creen que van a cambiar el mundo compartiendo un enlace, usando un “hashtag” o dándole miles de “likes” a una fotografía ,la plétora de oportunistas con poca imaginación y fanáticos del “Spam” que llenan los muros con cualquier cantidad de molestas tonterías, gente hambrienta de antencion que publican cualquier cosa que cause revuelo o escándalo, y el temor que tienen muchas personas con respecto al uso que se le da o se le puede dar a su información personal sacan a flote lo peor del potencial que tienen estas páginas y aplicaciones.

Eso ya no es divertido, ya no vale la pena invertirle tiempo. ¿Podríamos decir que estamos enfrentado el ocaso de las redes sociales? No lo creo, pero sí creo que es necesario un cambio, una evolución, algo que las convierta de nuevo en una experiencia agradable y las aleje del dama y el ruido de fondo.

La cuestión no es regularlas, censurarlas o eliminarlas, lo que necesitamos es replantear su uso, su utilidad y su importancia en la vida diaria y la comunicación interpersonal. Nuevas redes sociales, más directas, para un público especifico, que nos ofrezcan más que la simple exposición, cambiar las que ya conocemos, quitar el ruido de fondo, la publicidad y las paginas promocionales, que sea de nuevo de la gente para la gente y no la internet dentro de la internet.

GetGlue-stickers-2010-sm

Redes como GetGlue en donde solo compartes tus gustos en entretenimiento y ganas algo real, algo físico hecho de átomos a cambio de tu interacción ( Stickers que te mandan a cualquier parte del mundo), Pinterest en donde compartes fotos e imágenes únicamente, como una galería personal que refleja tu personalidad o Yammer, en donde puedes crear una red social única y exclusiva para tu empresa o negocio, con todas las características, capacidades de compartición y flujo de navegación de una red social (específicamente, Facebook) pero totalmente privada y segura, nadie que no esté autorizado por la empresa puede verla, son opciones que muchos de ustedes, bienhadados lectores, han de conocer y usar, son solo algunos ejemplos de lo que se puede lograr dentro de esta idea de interacción social cibernética, podemos convertirlas en una herramienta útil de comunicación, entretenimiento y aprendizaje para las personas y las empresas y no solo una competencia para ver si Rihanna tiene más seguidores que Lady Ga Ga o cual Kardashian es más cabeza hueca.

Ahora, si me disculpan, debo compartir este enlace en el “Feis”…a ver cuantos “likes” logra.

Nos seguimos leyendo.

About Rodrigo Alvarez Juárez

Escritor, dibujante, locutor y creativo para impresos, cine, música, televisión y digital. Desde 2005 mantiene su blog Sacred Scrolls en donde publica sus opiniones sobre eventos, temas actuales e historias originales de ficción.
This entry was posted in ideología, innovación, Internet. Bookmark the permalink.